+Londres

EL PAB.

+coruña 20, Julio/Agosto 2006

Visita. Tres días en Londres. Está el cultureta que va a los museos: cuadros, esculturas, la sala egipcia del British Museum… resultado: saturación. Está el consumista que va de tiendas: lo caro no se lo puede permitir y lo barato es lo mismo que hay en España. Resultado: frustración. Y luego están otras fórmulas, por ejemplo la visita basada en la cerveza, o sea, la beer-sita.

Una de cada siete esquinas de Londres está ocupada por un tipo de establecimiento de hostelería típico de Inglaterra que se llama “el pub“. En España un pub (pronúnciese ‘paf‘) es un sitio con el suelo pegajoso y la clientela (masculina) más pegajosa aún. En Londres un pub (pronúnciese ‘pab‘) es un bar grande con moqueta en suelo, un cajero, una tele de plasma de 42 pulgadas para ver el football y tiradores de cerveza templada.

El mejor pab de Londres se llama ‘The Chandos’. Está a doscientos metros de Leicester Square y enfrente de la National Portrait Gallery, el único museo que deberías ver en Londres si solo vienes tres días. Muchos pabs pertenecen a una cadena de pabs, con los mismos cuadros imitando a antiguo y la misma Stella Artois. ‘The Chandos’ es independiente. Es el Rough Trade de los pabs. En ‘The Chandos’ solo venden cerveza de Samuel Smith, una fábrica fundada en Yorkshire 31 años antes de la Revolución Francesa. En ‘The Chandos’, el turista de pub (el pub-rista) solo necesita saber una frase: “A pint of lager and a packet of crisps, please”. A cambio de tres euros y medio (precio imbatible) te dan mas de medio litro de cerveza fresca (matiz importante) y una bolsa de patatas sabor queso cheddar y cebolla. Consejo para principiantes: no pedir nunca otro tipo de cerveza que no sea ‘lager‘. Por los otros grifos solo sale pis agrio oscuro caliente sin espuma y sin gas.

En ‘The Chandos’ se puede comer. Obligado es el inglesérrimo Sunday Roast, el asado del domingo, un plato-festival con vaca/cerdo/cordero/o/pollo y guarnición de patatas asadas, un pan-volovanoide que se llama yorkshire pudding, verduras de temporada y las cosas que solo salen en los libros de Guillermo el travieso: salsa de rábano y de manzana, gelatina de grosella, salvia y salsa de menta y de arándano. Con cerveza. Lager.

Para eliminar toxinas después de tanta carne y ‘amber nectar’ la solución es tomar en Ely‘s Yard un batido de ‘The Bike Blending Smoothie Company‘. A la sombra de la chimenea de la antigua Fabrica de Cerveza Truman de Brick Lane tú escoges las frutas y ellos las baten en una licuadora accionada a pedales (de bici). Bebiendo batido de fresa termina la beer-sita. Y si de vuelta en el avión te sientes culpable por haberte gastado 70 € en cerveza piensa en los buenos recuerdos… El cultureta se trae las ampollas de los pies y los consumistas vuelven con una camiseta de H&M de Oxford Circus. La misma que venden en el H&M de Lugo…

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s