+Londres

LONDRES ENCENDIDO (LOND-ON).

+coruña 17, Mayo 2006

En Londres pasas tanto tiempo yendo de casa al trabajo y vicevuelta que hay un verbo para definirlo: to commute. La que mas cerca vive del trabajo es la Reina Isabel II. Yo conmuto 29 minutos de ida y 31 de vuelta. Es mi propiedad conmutativa. En el metro por la mañana hay gente con maquinitas de hacer sudokus, otra que desayuna bebiendo beans de un vaso y otra que lee en The Sun la ultima de Kate Moss: cómo viajar alrededor del mundo con drogas clase A metidas en un huevo-joya. Por la tarde hay mujeres muy feas muy bien vestidas que al salir de la oficina, en el portal, cambian tacones por playeros. Y un chaval toca Wish You Were Here. Snif-snif. Como en Londres la única cuesta es la de enero se puede ir en bici pero el riesgo de sudar es medio y el de morir medio-alto. Por cierto: buen invierno para las bicis. El invierno mas seco desde que se mide. Escasea el agua. En verano prohibirán las mangueras. Eso es un problema en un país donde todos los dominicales tienen una sección de jardinería y todas las casas un trozo de tierra. Es una de las ventajas de conmutar.

Para desconectar del conmutar hay cosas como el club Guilty Pleasures, placeres por los que sentirse culpable. Una vez al mes, 1600 personas (y eso porque no caben más) se reúnen en el KOKO de Camden para escuchar una mezcla entre M80 y DJ Flashback que reivindica las canciones despreciadas por la crítica y adoradas por la gente. Guilty Pleasures empezó siendo un programa de radio de BBC London al que la gente llamaba para decir “Hola, me llamo Steve y me odio a mí mismo porque me encanta ‘It´s a Livin´ Thing (ti-ru-li-ru-li-ru-lí)’ de la ELO“. Aquello se convirtió en una reunión de Melómanos Anónimos (“tranquilo Steve, a mí me gusta ‘Africa‘, de Toto“) y de ahí hasta el infinito. Entras. Ves a gente que tiene el single original de Tempted Love (en vinilo me refiero, comprado por ellos en 1981, o sea… mayores!). Ponen a  Supertramp, a Olivia Newton John y puedes arrodillarte y confesarte con el Padre Oates (Oates el de Daryl Hall & John Oates). Para cerrar pinchan ‘Love Is In The Air’ y es la apoteosis. Con nuevas bandas de melopop como The Feeling reivindicando el genero desde el top 5 de singles y viejas glorias como David Gilmour el de Pink Floyd en el número 1 de álbumes… el soft rock es… lo próximo.

Lo de ahora es un megafestival-exposición de tres meses sobre Brasil que se llama Tropicalia, una celebración del movimiento cultural que cambio el país en los 60: el tropicalismo. Arte, música, películas, teatro, capoeira… y loros. Vivos. La exposición es como unas vacaciones sin las 12 horas de avión. Pagas, entras, te quitas los zapatos y empiezas el recorrido. Descalzo. Y pisas la grava de las calles, tocas los ladrillos de las favelas, chapoteas en el agua que cubre el suelo y pisas la arena mojada de Ipanema. Y eso en Inglaterra es un lujo, teniendo en cuenta que fuera hace 6 grados y las playas inglesas son de rolling stones.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s