Sin categoría

GAY LONDON.

Terraza del Cafe Nero, Old Compton St., Londres

Terraza del Cafe Nero, Old Compton St., Londres

+coruña 32, Septiembre 2007

Oscar y Alfred se conocieron en una tea party. Oscar era elegante, pelo largo y 38 años. Alfred, 22. Se hicieron íntimos amigos. A Oscar le encantaba la inteligencia de Alfred y su aspecto de Adonis. A Alfred le halagaban las cartas-poema y los regalos de Oscar. El padre de Alfred amenazó a su hijo con desheredarle si no dejaba de frecuentar a aquel irlandés homosexual y afeminado. Empezó a hacerle la vida imposible a Oscar. Se presentaba en su casa para insultarle y le dejaba notas en su club llamándole ‘sodomita afectado‘. Para detener el acoso, Oscar llevó a juicio al padre de Alfred. Al estrado subieron antiguos ligues de Oscar, se leyeron sus cartas de amor, se investigó su vida íntima. En el juicio que se supone que debía defenderle de los ataques del homófobo más famoso de Inglaterra, Oscar Wilde fue acusado de indecencia grave y sentenciado a dos años de cárcel y trabajos forzados. Murió 5 años después en París, a donde había acudido a disfrutar de la vida y de su cuerpo, escapando de la hipocresía de la Inglaterra Victoriana.

Ciento doce años después del juicio de Oscar Wilde por indecencia, las cosas han cambiado mucho en las calles de Londres. Old Compton Street es la calle mayor del Soho más camp (esa palabra inglesa intraducible que se parece a “amanerado”). A las 7 de la tarde del sábado, en la acera del Comptons beben pintas de cerveza musculares buffs de gimnasio con cabeza rapada a lo Vin Diesel, naturally thin bodies estilo Jude Law, bears peludos y blanditos, twinks: chicos bronceados y rasurados estilo David de Miguel Ángel, athletics nadadores o tenistas y plumps: gays rellenitos con barriguilla y sonrisa anchas. Actores, albañiles, consultores de la City, diseñadores, conductores de camionetas y estudiantes vienen al Soho a buscar las tres L: libertad, ligue y lager. También en Old Compton Street está la terraza del Café Nero (en la foto), lugar de encuentro, cruce de miradas y cotilleos. Entrada la noche, a solo 100 metros, G-A-Y Astoria es el club gay más grande de Londres. Pero no sólo de Soho vive el homo: Foreign, todos los sábados en el Bar Music Hall de Old Street es un fiestón que tiene menos Kylie y más electro, por estar en el Este más trendy. Y el Sudeste de Londres está especializado en osos. XXL en The Arches es el club bear más grande del mundo.

Las calles del Soho son también zona gay de compras. Visita obligada es Prowler en Brewer Street, la tienda gay más famosa de Europa. Hartos de tener que comprar sus lubricantes en sex-shops con cristales tintados, los fundadores de Prowler decidieron cambiar las normas. Prowler es abierto y elegante, tiene escaparate y vende moda, libros, DVDs, juguetes eróticos, condones, aromas y, por supuesto, lubricantes.

Otra institución de la cultura gay de Londres es Gay’s the word, la única librería gay y lesbiana de Inglaterra. Está en Marchmont St, en Bloomsbury. Venden ficción gay y tienen toda una estantería de libros de auto-ayuda para salir del armario. El domingo uno puede ir a Gay’s the word, comprar Maurice (el clásico gay de E.M. Forster) e ir a leerlo a la sala de esculturas griegas del museo británico. Las últimas escenas del libro transcurren justo allí. Era el único sitio en donde los gays reprimidos de la Inglaterra victoriana podían admirar el cuerpo de otros hombres. Algunos llegaban a besar las esculturas. Sea la visita al British Museum un homenaje a otras épocas en las que no existía Old Compton Street…

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s