+Londres

COSAS QUE HACER EN LONDRES CUANDO LLUEVE.

pareja con paraguas en Seven Dials (Covent Garden) Londres.

Pareja con paraguas en Seven Dials (Covent Garden) Londres.

+coruña 40, Mayo 2008

Tópico nº 524 sobre Londres: “es que en Londres llueve mucho”. Será si lo comparas con el sur de California porque, los datos no mienten, en Londres llueve mucho menos que en A Coruña. Casi la mitad menos. La media anual de precipitaciones es de 538 mm en Londres y 1.012 mm en A Coruña (y ya no hablemos de Santiago, con 1.900 mm). Y que se sepa: en Londres llueve menos que en París. Dicho esto, han dicho los meteorólogos que este verano vamos a tener el clásico tiempo estival inglés: tres días buenos y uno malo. Teniendo en cuenta que 4 días es la estancia media del turista estándar, conviene estar preparado. Esta es la guía +Coruña para un Londres lluvioso.

Lo primero que hay que hacer es equiparse. Como el poncho de plástico amarillo de turista está to-tal-men-te prohibido, lo primero que hay que hacer es comprar un paraguas. El mejor sitio es James Smith and Sons. Fundada en 1830, James Smith vende paraguas de los que da rabia perder, paraguas de los de antes, de los que no se viran con el viento y de los que se arreglan cuando se estropean. La tienda está en New Oxford Street, a cinco minutos del British Museum, y se conserva intacta desde hace 140 años. Escaparate, letreros e interior victorianos merecen la visita. Además de umbrellas, venden parasoles y bastones. En una ocasión, un cliente pidió a John Smith and Sons que le fabricaran un bastón en cada madera que existe en Inglaterra. Le enviaron 70 distintos.

Equipados con un paraguas de John Smith (modelo City Umbrella, mango de cuero negro, precio: 139€) lo mejor es cantarle a tu acompañante aquella de “You can stand under my umbrella -ella -ella -eh -eh -eh” y bajar de ganchete hacia Covent Garden. El antiguo mercado, en tiempos llamado “la despensa de Londres” se ha convertido en un centro comercial con techo de vidrio y lleno de pequeñas tiendas, restaurantes y turistas americanos. Covent Garden es la única zona de Londres donde se otorgan licencias para artistas callejeros. Los alrededores están llenos de malabaristas, músicos, magos y outros feirantes, pero el interior, a resguardo de la lluvia, está reservado para la música clásica. Los performers tienen que hacer audiciones y estar registrados. Una vez vi cantar la “Habanera” de Carmen a una chica con un iPod y le di tres libras. No se vale escapar a toda pastilla cuando el artista termina de cantar. Hay que aflojar el bolsillo. Y nada de dar el cobre (como llaman los artistas a las monedas de 2 y 1 penique). Sean rumbosos, jefes.

A diez metros del mercado (que no da ni tiempo a mojarse) está el Museo del Transporte de Londres, la ciudad que inventó el metro. Hay una maravillosa colección de posters y un tren de 1938. Puedes comprar todo lo que te puedas imaginar estampado con el mapa del metro. ¿Cartera? La tienen ¿Alfombrilla de ratón? La tienen. ¿Calzoncillos? Sip. Y también hay paraguas, (por si el de John Smith era un poco caro).

Sin moverse de la zona de Covent Garden, para no empaparse, se puede comer en el restaurante mexicano Wahaca (han tenido que escribirlo así para que la gente pronuncie “O-a-ja-ca”). Comida riquísima inspirada en los mercados mexicanos. Tres tacos de primero y una enchilada: 15€. Sentados, a cubierto de la lluvia y en el centro de Londres (está en el número 66 de Chandos Place), es un gran precio. Y después de comer mexicano, secos y mantidos, como ya habrá escampado, a seguir troquelando. Ándele-ándele.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s