+Londres

Londres con Papá y Mamá

Cuando tienes 15 años, te dan 30 euros a la semana de paga y el sábado tienes que estar en casa a las 11 es poco probable que puedas venir de visita con tus amigos a Londres. Por eso mucha gente visita Londres por primera vez con sus padres. No todo está perdido. Siempre que se tengan en cuenta estas 10 cosas básicas:

1. Tus padres están tan emocionados como tú, o quizá más. Ellos aún se acuerdan de cuando los billetes de avión costaban 74.000 pesetas.

2. Tus padres pagan, así que demuestra algo de gratitud. Otros padres llevan a sus hijos a Lugo y a ti te han traído a Londres, la capital del mundo. Prohibido estar borde durante las comidas y prohibido decir “Pero papá, por favor”. Si tu padre es anglófilo y se pasa el viaje contando curiosidades sobre Londres, escucha y aprende. Y ayúdales con el inglés, hombre.

3. A los padres les gusta todo lo que a los demás nos irrita de Londres: el barullo, la muchedumbre, las tiendas de Oxford Street un sábado, Leicester Square, el cambio de la guardia, las limusinas que se alquilan para los cumpleaños. A los padres les pirra Harrods (especialmente la zona de la comida y la estatua mausoleo de Dodi y Diana). A las madres les vuelve locas Fortnum and Mason. Ha habido casos de desfallecimientos en la zona de la porcelana.

4. Los padres no encuentran nada chungos los souvenirs que a ti te parecen chungos: las acuarelas del Big Ben, las huchas con forma de cabina roja y las camisetas de Hard Rock Café.

La perfumería de Angela Flanders en Columbia Flower Market: perfumes artesanales hechos a mano y despachados por la propia Angela.

5. A los padres les encanta ver que en Londres hay restaurantes y tiendas españolas como el Supermercado García de Portobello. Les tranquiliza saber que en caso de quedarse atrapados en la isla siempre hay un sitio donde comprar galletas Marbú Dorada y la Pronto.

6. A los padres les gustan las tiendas de los museos pero no los museos en sí. La vida es demasiado corta para perder tiempo turístico viendo cuadros de Constable.

7. Los padres no le ven encanto a: galerías de arte moderno, bares con la música alta, tiendas de tendencias, el grafitti en general, comer de pie y esas cosas… A los padres no les gusta Camden, les gusta Portobello.

8. A los padres les encantan las vistas panorámicas. Llévales a la séptima planta de la Tate Modern.

9. A los padres no les gustan las comidas del mundo. Nada de restaurantes orientaloides. Yo recomiendo la gastronomía turca. Buena carne a la parrilla y ensalada. Las mejores Ocakbasi (parrilladas) turcas, en Dalston.

10. A los padres les gustan las cosas imperiales. El tamaño. El poderío. Mi madre dijo en The Mall (la calle majestuosa que lleva a Buckingham): “No puede haber nada en el mundo más bonito que Londres”. A los padres les gustan los datos: saber que la Corona Imperial Británica tiene incrustados 2.868 diamantes y que el metro de Londres es el más antiguo del mundo.

Tres consejos. A: Lleva a tu madre (y a su nariz) a la perfumería de Angela Flanders en Columbia Flower Market (en la foto): perfumes artesanales hechos a mano y despachados por la propia Angela. B: Lleva a tu padre al concesionario de Lamborghini que hay enfrente del metro de South Kensington: Diablos, Gallardos y Murciélagos amarillos. C: Trata bien a tus padres en vuestro viaje conjunto y ellos te financiarán la próxima visita. Cuando vengas tú solo con 21 años para vestirte como un pavo real y pasearte por las pasarelas-acera de Shoreditch.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s