+Londres

Londres almacenes

En una habitación secreta del tercer piso de los grandes almacenes Harrods hay un emisor de ultrasonidos que solo pueden oir los españoles y dice: “Veniiiiid, veniiiiiid a Harrooooods… comprad bolsas pláaaasticas de recuerdo y cajas metálicas de galleeeeetas”. Al lado hay un emisor de ultrasonidos para mujeres de millonarios árabes que dice: “Veniiiiiid, venid cubiertas de negro de pies a cabeza para comprar Crème de La Mer a 220 euros el boooooote”.

Es la única explicación lógica que se me ocurre al éxito de Harrods entre españoles y millonarios de oriente medio.

No hay una manera suave de decir esto asi que iré al grano: Harrods es una horterada. El marmol falsoscuro, las columnas doricojónicas, el dorado… Y las estatuas… Sobre todo las estatuas… La estatua de Dodi y Diana alcanzando a un albatros que pone “Victimas Inocentes” en el pedestal. La estatua de cera del padre de Dodi, Mohamed al-Fayed, en la planta de caballero. La estatua de Michael Jackson que está en camino… Sólo hay dos cosas en las que nadie puede ganar a Harrods. La tienda de Navidad (cestas incluidas) y los Food Halls, los salones de la comida. Hay queso de tetilla y hay grelos. Con eso creo que lo digo todo.

Los Grandes Almacenes Harrods en Brompton Road, Knightsbridge: «Omnia Omnibus Ubique» (Todo para todo el mundo en todas partes).

Un poco más al este, en Oxford Street, lejos de los Maseratis de los jeques y los visones de las jequas están los mejores Grandes Almacenes de Europa: Selfridges & Co. Son los mejores porque ellos inventaron los Grandes Almacenes. ¿Poner la mercancia en exposicion para que la gente la pudiera tocar? Lo inventó Selfridges. ¿La perfumería en la planta baja? Invento de Selfridges. ¿La frase “el cliente siempre tiene la razón”? La inventó Marshall Field, uno de los fundadores de Selfridges. Los escaparates justifican por si solos la visita: puro arte comercial de vanguardia y lujo, pero el lujo de verdad: moderno, limpio, claro, espacioso, bienoliente. Con una tienda de lencería de Agent Provocateur que quita el sentío. Con el expositor de Dior más grande de Europa. Con sesiones gratis de maquillaje en la planta baja. Y el no-va-más… una cosa que se llama The Wonder Room (La Habitacion Maravillosa). Mil setecientos metros cuadrados de joyería, relojes y otras alhajas, todo al lado de un bar, The Wonder Bar, con un aparato que se llama el Enomatic Wine System y sirve 52 vinos diferentes.

La caspa contra la claridad. Verde apagado contra amarillo brillante. Harrods contra Selfridges. ¡Turistas españoles! ¡Libraos del hechizo de Harrods! Id a Selfridges. Unos grandes almacenes que usan el conocido “Compro, luego existo” de Descartes+Barbara Kruger para anunciar las rebajas tienen que ser mejores que otros que van a poner un Michael Jackson de bronce en la entrada, ¿no?

Estándar

One thought on “Londres almacenes

  1. Altamira dice:

    He agradecido mucho que alguien también lo pensara y lo escribiera. Cuando yo solía describir Harrods tras cada viaje, y ahora acabo de volver de nuevo, como una especie de casino de Las Vegas lleno de colorinchis e imitaciones de tumba egipcia, destinado a vender baratijas a horteras de todo el mundo en peregrinación, todo el mundo me llamaba hereje. El caso que prueba lo que dices es que el único encargo que me han hecho esta vez para traer de Londres ha sido: dos bolsas (2) de plástico negro con perrito de Harrods. Que he comprado superando el bochorno y procurando ocultar la delatora bolsa durante el resto del día.
    ¡Qué me gustas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s