+Londres

Londres sin humo

Hace ahora dos años que una pequeña pero matona pegatina blanca prohibió fumar en los pubs, bares y restaurantes de Inglaterra. Vengo del futuro a contaros como será la vida en España cuando entre en vigor la nueva Ley Antitabaco. Lo que pasará cuando se disipe el humo…

Lo primero que cambia es el olor de los locales. Para mal. El humo del tabaco es un desodorante ambientador social que cubre con nicotina y alquitrán el tufo a humanidad de gran parte de la humanidad. Desde que no se puede fumar en ellos, los bares de Londres huelen a tres cosas: lejía, sudor y pedos. Los no-fumadores acabarán por echar de menos el tabaco. La buena noticia es que desaparecerá ese olor a humo del pelo y la ropa a la mañana siguiente. Eso llevará a mucha gente a usar dos días seguidos la misma camiseta, con el consiguiente problema de olor corporal. Y sin tabaco para taparlo ya sabéis lo que pasa con el olor corporal…

El país se sentirá mas saludable. 115.000 personas mueren cada año en Inglaterra por enfermedades provocadas por el tabaco. 600 de ellas son fumadores pasivos. En el primer año en vigor de la ley 400.000 personas dejaron el vicio, las ventas cayeron un 6% y se calcula que en los próximos 10 años la ley anti-humo salvará 40.000 vidas. Hay más. Desde 2008 la tasa de ataques al corazón ha caído un 10% en Inglaterra. ¿Y los efectos para la salud de los trabajadores de hostelería? De repente habrá en el aire del lugar donde trabajan 50 sustancias cancerígenas menos.
Sobre el impacto económico de la ley, la opinión esta dividida. El caso es que las cuentas de resultados de las principales cadenas de pubs no mienten. La prohibición ha sido beneficiosa, especialmente para los establecimientos que ofrecen comida. Un nuevo público que antes no pisaba el pub (familias, mujeres adultas y niños) acompaña ahora al fumador. Y gastan mas per cápita.

He dejado para el final lo mas importante: el impacto de la ley en las relaciones interpersonales. Pues bien, tengo una noticia buena y una mala. ¿Cual queréis oír primero? ¿La Mala? La mala es que se acabó el usar lo de “tienes un pitillo” y “me das fuego” para entrarle a la gente. ¿Y la buena? La buena es mas allá de la puerta del bar se abre todo un mundo de posibilidades con lo que en Inglaterra ya se llama smirting: la combinación de smoking (fumar) y flirting (flirtear). Empieza la era del “¿te vienes afuera a fumar un pitillo?”.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s