+Londres

Londres calendario navideño

La tienda de Navidad de Selfridges en Oxford Street abrió este año el 2 de Agosto. Los periódicos se echaron las manos a la cabecera. La tienda amarilla iba a por los turistas americanos que visitan Londres en verano. Funcionó. Vendieron 8.000 bolas rojas la primera semana.

Londres ha encendido las luces y puesto el árbol. Regent Street se iluminó el 9 de noviembre con bombillas de bajo consumo patrocinadas por Las Crónicas de Narnia. El árbol (noruego como siempre) lo han puesto en Trafalgar Square (en la foto).

Diciembre transcurre entre patinaje sobre hielo, paseos por los mercadillos navideños y fiestas de Navidad con los de la oficina, el momento perfecto para hacer algo de lo que arrepentirse el resto del año. Para patinar, las mejores son las pistas del patio del Natural History Museum y la del patio de Sommerset House, en la que puedes patinar y partirte una pierna al son de El Cascanueces de Tchaikovsky. Para mercadillo, ninguno le gana a Winter Wonderland en Hyde Park. Atracciones de fiesta y docenas de puestos donde comer manzanas asadas, pasteles de canela y beber vino caliente.

A mediados de mes en Londres se compra el árbol: natural, a la venta en el súper y espeso como los dibujos de las postales (no como esos pinos piñoneros que la gente va a coger al monte en Galicia). Todos los grandes almacenes tienen su tienda de Navidad, la mas bonita la de la cuarta planta de Liberty por estar en ese edificio de cuento y vigas a la vista al lado de Regent Street. ¿El mejor adorno sin embargo? Esos muñecos de Enrique VIII y sus mujeres que venden en la tienda de la National Gallery.

La Nochebuena no existe. El 24 es tarde de volver a casa y el 25 un día entero de hogar, calor y discusiones familiares. La comida es un festín máximo de pavo asado relleno de pan y tocino, acompañado de puré y mermelada de arándanos y pudín de pasas y brandy. La reina habla por la tele (y desde hace tres años también por youtube) a las 3 de la tarde.

El 26 es festivo y se llama Boxing Day en recuerdo de una época en que los ricos repartían ese día cajas de comida y regalos a los pobres (y se abrían los cepillos de las iglesias). Desde 1888 se juega una jornada de liga llena de niños en las gradas. El 27 empiezan las rebajas, el 28 no es el Día de los Inocentes (las bromas se gastan el 1 de abril). Y fin de año se celebra mas con amigos que con la familia. Se estallan christmas crackers (petardos flojos envueltos en papel de regalo que se activan tirando cada persona por un extremo). Y en vez de haber campanadas se hace una cuenta atrás: the final countdown. Y acojona un poco… Siempre parece que va a explotar una bomba o echar a volar un cohete, cuando lo único que echa a andar es el año nuevo.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s