+Londres

Capullos de Londres

Este mes no hay nada que leer. Os veis este vídeo y a chuparla. Hala. Eso es todo desde Londres. Hasta el mes que viene.

 

Ahora en serio. Tenemos un problema. Una epidemia de capullos. En el Este. En el triángulo de los capullos formado por Shoreditch, Dalston y Hackney donde se calcula que un sábado por la mañana pueden juntarse entre 15,000 y 30,000 ejemplares.

Pero “¿qué es un capullo?” os preguntareis. Dejadme que os hable de su comportamiento, sus gustos y su estilo.

Los capullos son gente de 18 a 35 que ha ingerido la moda y las sub-culturas de los últimos 50 años, las ha digerido con cuatro estómagos y las ha vomitado en una pota post-moderna sin pies ni cabeza vestida de vintage.

Los capullos no tienen un plan, no tienen manifiesto y no tienen programa. Ni innovan ni son conservadores. Alimentándose del detritus cultural y estilístico de otras epocas, el suyo es un sampleado por samplear. Un cocktail sin sentido donde se mezclan el punk, los 80, el rave y la cultura gay. Aun si por lo menos lo hicieran con gracia…

Lo suyo es samplear por samplear.

Los capullos miran al resto de la población por encima del hombro, a su ombligo con embelese y a otros capullos con miradas de scanner de aeropuerto. Los capullos llevan ropa que les hace feos: pitillos de colores, camisetas de tirantes, jerseis dados de si y gorras de camionero. Llevan bigotes de actor porno, granos de pajillero y palidez de pedofilo. Feos, malos en la cama y sin ganas de nada, los capullos son todo estilo y superficie, sin gracia y sin ritmo. El resultado es una especie de drogo-dependiente tuberculoso vestido de niño del Agra del Orzan circa 1985. Con gafas.

Los capullos no te preguntan qué tal estas. Te preguntan donde comprasssssste esta camisa. En el mundo real, una chaqueta bien cortada es una chaqueta bien cortada. Algodón egipcio es algodón egipcio. En el mundo de estos anormales las cosas no tienen valor real sino simbólico. Un jersey con pelotillas de pelusa de Mario Bros vale mas que una camisa de Thomas Pink.

Vestir así de mal como visten los capullos es carísimo. Estos cabrones son responsables de la escalada de precios del vintage en el este de Londres. El consuelo es que solamente compran la ropa fea. Pero como conscuencia ha subido el precio de la otra.

Lo que nos lleva al tema del dinero. Los capullos no trabajan. Hacen unas horas en un bar, organizan club-nights que caen en martes y pintan unas ilustraciones sin cobrar para una revista gratuita. Para sobrevivir, los capullos reciben un complemento salarial desde casa. Los impuestos que pagamos los demás limpian los bordillos de Brick Lane en los que se sientan a hablar de Fever Ray y a liar pitillos. Los impuestos que pagamos los demás pagan los sueldos de los medicos del NHS que les curan los catarros que cogen por ir mal calzados en invierno.

 

Los capullos no deben confundirse con los snobs. Ojala fueran snobs. Por lo menos los snobs tienen el talento de diferenciar lo que es basura cultural de lo que no lo es, y su afán de refinamiento y elitismo mejoran las artes y las ciencias. Los capullos no son creativos. La comunidad capulla no ha producido una sola banda de interes (o de éxito) en los ultimos 10 años de la Era Capulla. Los capullos son tan inútiles que ni siquiera cumplen la unica funcion que tienen en la sociedad: el sampleado cultural.

Los capullos escuchan música que no disfrutan. En estos tiempos en los que vampire Weekend son número 1 en Estados Unidos, para diferenciarse del vulgo los capullos tienen que aventurarse en generos absurdos. Sus listas de reproduccion son una basura ecléctica de electro oscuro de clics y bips, folk ñoño mal grabado, art-rock matemático, algo de world music y la Velvet Underground.

Siempre. La. Puta. Velvet. Underground.

Los capullos y las capullas no bailan. No beben. Y no comen bien. Si tienen cinco libras en vez de comprar unas patatas y unas traseras de pollo, los capullos compran 200 g de tabouleh orgánico.

A mi todo esto me daria igual si no fuera porque A.- La estetica capulla ha llegado a las tiendas masivas y esta afeando amplias capas de la sociedad y B.- Los capullos están aniquilando sábado a sábado todo lo hermoso del este de Londres, esa alegría de vivir de barrio trabajador, esa herencia colectiva y la memoria de un pasado de penurias y superacion.

Muchos pubs han caído en manos de los capullos. El Cat and Mutton de Broadway Market, en el que paraban en el siglo XVIII los pastores que traian animales para los mataderos de la City se ha llenado de chlones de Chloë Sevigny y Vincent Gallo. El pub es un rollo. Donde haya capullos, ese pub sera un rollo. Porque los capullos nunca la montan. Menos durante unos segundos, para la iPhoto con un filtro de Polaroid.

La vida del capullo es documentada a traves de una camara de iPhone de tres megapixeles filtrada con aplicaciones estúpidas que hacen a una imagen digital parecerse a una Instamatic 110, creando la impresion de que la fiesta del sábado pasado fue en 1973 (la ropa que sale en las fotos tambien ayuda a esa sensacion general…).

En que año vives capullo? 2011 o 1973?

Los capullos no pueden reproducirse. Los pantalones de pitillo han dejado a los chavales estériles con lo que las capullas necesitarán en el futuro semen de los mismos hombres vulgares a los que denostan. La venganza de los chavales de chandal.

El peligro esta en la reproducción por imitación. Si os cruzais con un capullo no le mireis de frente. Podría fascinaros con su bohemiodo de vida. Muchos recién llegados a Londres débiles de espíritu se han contagiado y convertido en capullos y capullas. E innumerables (y atractivísimas) chicas españolas se cortaron el pelo. Empezaron a vestirse con sacos de patatas y olvidaron la depilación, el enjabonado íntimo y la hidratación… La generación perdida… Y todo por salir en styleeast.blogspot.com…

Más informacion sobre la Cruzada anticapulla aqui:

Hackney Hipster Hate

Look at this fucking Hipster

Estándar

6 thoughts on “Capullos de Londres

  1. Su dice:

    Ainsss, my dear Mato….. lo mejor que has escrito en los ultimos tiempos. Te sienta bien la primavera…..
    Me encanta lo de :
    “Los capullos no pueden reproducirse. Los pantalones de pitillo han dejado a los chavales estériles con lo que las capullas necesitarán en el futuro semen de los mismos hombres vulgares a los que denostan. La venganza de los chavales de chandal…”
    buenisimo. Me uno a David y te voy a hacer todavia mas publicidad…. aunque no la necesites conste en acta.

  2. KNKN dice:

    Pense que era el unico que creia que el “EAST MODERNILLO” se esta aprovechando de el sistema y de todos los contribullentes Ingleses.
    Por que no sales el Domingo, que son las “mejores” fiestas en el Este?. Por que tengo que currar el Lunes para que sigas vistiendo como un autentico CAPULLO.

  3. jajajjajaja!:) fantastico post!
    y muy chulo tu blog!
    espero que no te importe si te sigo porque me ha gustado mucho como escribes!
    y encima sobre mi ciudad favorita!:)

    UN BESOOO!

  4. Anónimo dice:

    sigo tu blog desde hace tiempo, lo considero informacion PRIVILEGIADA para los que nos estamos planteando nuestro futuro laboral fuera de España. Esperamos con impaciencia tu crónica!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s