+Londres

Fin de año en Londres

Los extranjeros vuelven a casa por Navidad. Los ingleses se van al sudeste asiático. Y aun así, en una ciudad medio vacía, 250.000 personas se reúnen en las orillas del Támesis para ver los fuegos artificiales que inauguran el año nuevo en Londres. La pirotecnia dura diez minutos y empieza en el momento en el que el Big Ben da las doce. Hay que coger sitio. Cualquier parte de la orilla norte del río desde donde se vea el London Eye está bien pero la mejor vista se tiene desde Westminster Bridge y Embank-ment. O si os lo podéis permitir, desde un barco de City Cruises mientras tomáis un espumoso. Very romantic.

Comprad unas uvas sin pepitas en Tesco. Cuestan lo mismo que cualquier otro día. Sin tradición no hay uvainflacción. Id con tiempo a los alrededores del Big Ben (y que sepáis que el Big Ben es la campana y no la torre del reloj). Una cuenta atrás se proyecta en el edificio de Shell detrás del London Eye. Suena ese inglesísimo sonido de carillón que ponen en el Servicio Mundial de la BBC. Acaba la final countdown y empiezan las campanadas, casi igual de espacia-das que las de la Puerta del Sol, así que no debería haber problema con las uvas. Eso si, una diferencia fun-da-men-tal con España: El año empieza en Londres CUANDO ACABA LA CUENTA ATRÁS y no cuando acaban las campanadas. Así que os daréis cuenta de que todo el mundo esta dándose abrazos y besos mientras vosotros coméis uvas. Estáis avisados.

El fin de año londinense es muy de estar con amigos y pasarlo fuera de casa. Cenar en un restaurante temprano y encontrarse con el año nuevo en la calle. El metro es gratis a partir de las 23:30. Los clubs empiezan antes de la media-noche. Dos recomendaciones: Para fans del Playa, Propaganda hace un fiestón indie en Shepherds Bush Empire: The Propaganda New Years Eve Spacetacular! Para fans de las power baladas, los solos de guitarras y Wham!, en Southbank hay una fiesta de Guilty Pleasures, el club dedicado a esas canciones pop tan malas que son buenas. Y si el tiempo lo permite se puede salir a la terraza y ver los fuegos artificiales.

Las chicas pasan el mismo frío. O más. No hay churros. Ni se sale hasta la una del mediodía ni se va a la feria de Betanzos pero una cosa sí es mejor. Al contrario que en España, los chavales que salen por primera vez en Londres en fin de año siempre llevan una americana de su talla. Son las ventajas de tener que llevar blazer con el uniforme del colegio, que les da ese saber hacer. Feliz año nuevo.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s